NOVEDADES EDUCATIVAS
Inicio
 
Haz clic aquí
Haz de esta web tu página de inicio
Menú principal
Inicio
Misión y Visión
Escriben Especialistas en Educación
Puntos de vista
Evaluación
Pruebas Nacionales e Internacionales
Psicopedagogía
Didáctica
Recursos Educativos
Estandares de calidad educativa
Plan Lector
Gestión y Curriculum
Problemas de aprendizaje y Tutoría
Técnicas de creatividad
Tics en la Educación
Deporte y Autismo
Portales web educativos
Reflexiones Educativas
Formulario de acceso





¿Recuperar clave?
¿Quiere registrarse? Regístrese aquí

Biblioteca Digital
Recursos para Blogfesores
Libro de visitantes
Calculadora
Ponencias
Contactar
Buscar
Galeria de Fotos
Administración

http://www.siep.org.pe/

miarroba.com
Meteorito en Puno PDF Imprimir E-Mail
Escrito por Wilder Chicana   

METEORITO EN PERÚ

 

 

Por: Wilder Chicana Nuncebay[1] _ Consultor de EDUCANDOS

 

Si el insigne Georges Cuvier[2], hubiera estado presente el mediodía de ayer (sábado 21 de septiembre del 2007) en la localidad de Carancas, Departamento de Puno, se hubiera llevado la sorpresa de su vida. Allí, y contra todo pronóstico, un cuerpo procedente del espacio golpeó nuestro país. Este evento, como millones de ellos al día, hubiera pasado completamente desapercibido de no ser porque se produjo muy cerca de una zona poblada.

 

Los meteoroides, que es como se les llama a estos objetos cuando están en el espacio, pueden chocar contra la Tierra y formar un cráter de dimensiones considerables dependiendo de su cantidad de movimiento lineal, es decir del producto de su velocidad por su masa. El tamaño y el tipo del cráter dependerán del tamaño, composición, grado de fragmentación y del ángulo de entrada del objeto. Por supuesto, la intensidad de tales colisiones tiene el potencial de causar una extensa destrucción y los cho[ques más frecuentes son causados por meteoritos de hierro, los cuales por ser más resistentes pueden cruzar casi intactos la atmósfera terrestre.

 

Si se contabilizara todo el material que a diario cae a la Tierra se obtendría un promedio de 100 toneladas de material procedente del espacio, una cifra que no es despreciable a la escala humana; sin embargo, dado que la mayor extensión de superficie del planeta consiste en agua, y que la mayor parte de la superficie terrestre se encuentra en forma de selvas, desiertos, sabanas, tundras, etc. Es poco probable que un cuerpo de grandes dimensiones toque directamente a algún centro urbano, sin embargo la posibilidad, por mínima que pueda ser, existe.  

 

Se han adelantado diversas opiniones para explicar tanto el evento como sus consecuencias. Se ha dicho que podría tratarse de “chatarra satelital” que cayó sobre nuestro territorio. Se ha dicho que los síntomas que presentan los afectados, como vómitos y diarreas son producidos por exposición a radiaciones o a intoxicación por gases de Ozono o amoniaco emanados por el meteorito. Hagamos entonces algunas reflexiones para encontrar una explicación tentativa, toda vez que no tenemos acceso directo a los datos y a los análisis realizados in situ.

 

Analicemos algunas de las versiones del evento relatadas por los observadores:  

 

“Según narraron fuentes de la Dirección Territorial de Policía a los medios de comunicación, los alarmados pobladores de la zona escucharon un estruendoso ruido que parecía provenir de un avión que caía en picado.”

 

Esto es compatible con un cuerpo moviéndose en el aire a velocidad supersónica (más de 340 m/s ó 1224 km/h), justamente el tipo de objeto que llega desde el espacio.

 

“Posteriormente, los testigos observaron en el cielo un objeto que se encontraba en llamas…”

 

La fricción de los meteoros contra la atmósfera los vuelve incandescentes, es decir se vuelven brillantes y la estela de vapor de agua condensada y así como las llamas y el humo son consistentes con el relato de los testigos. A estos cuerpos se les conoce como “estrellas fugaces” y cuando muchos de ellos aparecen en el cielo se habla de una “lluvia de estrellas”

 

 “se estrelló en tierra y produjo una explosión que dejó trozos de materia calcinada.“

 

Cuando un cuerpo proveniente del espacio choca contra el terreno, deja de considerarse meteoro y se le llama meteorito. Los trozos de materia calcinada que se hallaron en los alrededores podrían ser restos de material orgánico que se encontraba en la “zona cero” y que recibieron de lleno el impacto o el calor generado por él.

 

El cráter producido por el impacto de tal cuerpo se llama “astroblema”. Cuando, como en este caso, se encuentran fragmentos del objeto que impactó se dice que el evento fue una “caída”, mientras que si se encuentra algún meteorito cuyo impacto no fue registrado se dice que se trata de un “hallazgo”. Obviamente los hallazgos son mucho más frecuentes que las caídas.

Con respecto a los efectos producidos por la caída, es cierto que una exposición prolongada a las radiaciones (o un corto tiempo a altas intensidades) produciría mareos y vómitos, sin embargo en estos casos, y sin necesidad de apelar a las radiaciones, la intoxicación por gases también produciría tales síntomas. Si por ejemplo se está expuesto a abundantes gases inertes, tales como el radón, o si en el ambiente existe abundante polvo de iridio. El Iridio es un componente escaso en la Tierra pero relativamente abundante en cuerpos que caen desde el espacio tales como los meteoritos. Al parecer este no es caso ya que todo apunta a que se trató de un cuerpo compuesto básicamente por material rocoso.  

 

A grandes rasgos los meteoritos se clasifican en tres categorías:  

 

  1. Meteoritos rocosos (piedras), constituidos principalmente por silicatos y condritos carbonosos.  
  2. Meteoritos metálicos (hierro), o sideritas, que se componen en gran parte de hierro y níquel.  
  3. Meteoritos mixtos, que contienen grandes cantidades de material rocoso con incrustaciones metálicas.  

Entonces, de tratarse de un meteorito (lo que es casi un hecho), este cuerpo rocoso sería candidato a “condrito carbonoso”. Esto explicaría la ausencia de restos metálicos en el lugar del impacto. Por lo general los meteoritos de este tipo provienen del cinturón de asteroides localizado entre las órbitas de Marte y Júpiter. De ser así, su edad sería de al menos 4,500 millones de años, aproximadamente la edad de la Tierra , que es la edad que creemos que tiene el material que integra el cinturón de asteroides.

 

La inhalación de Ozono podría darse y los síntomas podrían coincidir, aunque en este caso no es una buena explicación, dado que las condiciones de formación del ozono son diferentes. Este se produce, por ejemplo cuando hay abundantes descargas eléctricas en la atmósfera, y no en las condiciones subsiguientes a una colisión; además de que se recurrirían enormes cantidades de Ozono para afectar a los observadores varias horas después del evento ya que al ser molécula relacionada con el oxígeno (O3) se dispersa con facilidad en la atmósfera.

 

De encontrase un fragmento (o fragmentos) del cuerpo principal se le nombraría, siguiendo el hábito de ponerles el nombre del lugar en donde fueron encontrados, “Meteorito de Carancas” o “Meteorito Carancas”[].

 

Finalmente, es muy poco probable que los gases que afectaron a los pobladores provinieran del meteorito debido a que se requerirían de altas concentraciones que son completamente inusuales en cuerpos de esta naturaleza. Lo más probable es que tales gases estuvieran atrapados en el terreno y que la colisión los liberara. Hay que recordar que cuando se producen sismos, muchos gases, como por ejemplo el Radón, escapan al exterior a través de las grietas generadas por la fractura del terreno. La colisión, que produjo un cráter de 30 metros de diámetro por 6 de profundidad, sería un buen candidato para liberar gases por impacto.

__________________________________________

[1]       Responsable del Área de Astronomía y Ciencias del Espacio del Planetario Luis Enrique Erro Soler del Instituto Politécnico Nacional de México.

 
< Anterior   Siguiente >
Tu web favorita
Añadir esta página a mis favoritos
Google Scholar

Suscribete a boletines
Nombre:
Correo:
Grupo:

Buscar en Wikipedia

Monografias.com

Educaweb.com
Búsqueda:
Educación, formación y trabajo
EDUCAsites.net
Buscador de recursos educativos

Apuntes y Trabajos

 

Aula Virtual

 Certificado DireWeb.com

 
  Company Name 165, Example St., Templates Avenue. Tel. 66-777-888, Fax: 66-444-555